Lumbalgia o Lumbago Causas, Síntomas y Tratamiento

Lumbalgia, sus causas, síntomas y tratamiento

Lumbalgia o Lumbago – Causas, Síntomas y Tratamiento

La Sociedad Española de Reumatología estima que el 80% de la población sufre o sufrirá lumbalgia. Esta situación lumbar puede variar de leve a muy grave, aunque a menudo puede ser sólo una molestia insignificante.

Cuales son sus razones? ¿Y sus efectos? ¿Se puede prevenir o no? Hoy examinamos este dolor estresante que afecta nuestra espalda baja; y de la que ahora ni siquiera los seres humanos activos y apenas sedentarios están libres.

¿Qué es el dolor lumbar y cuáles son sus signos?

Se conoce como lumbalgia o lumbago al dolor posicionado dentro de la zona lumbar baja, entre la cintura y los glúteos. El dolor de espalda baja afecta a todos los seres humanos viejos y jóvenes. Se predice que como mínimo el 70% de la población ha sufrido este problema antes de cumplir los 16 años.

El dolor puede estar deslocalizado y generalizado, irradiando de vez en cuando, estresante por leve que sea, en algunos casos. En otros, puede presentarse como un dolor muy severo, de vez en cuando incapacitante. La lumbalgia se evalúa como aguda, subaguda y persistente de acuerdo con su duración (mucho menos de seis semanas, de unas 6 semanas o mayor a 3 meses).

En realidad, el dolor lumbar en sí no constituye una enfermedad, sin embargo, es una forma común de llamar a este dolor en la zona lumbar. El lumbago puede surgir como un dolor agudo permanente o presentarse al hacer un esfuerzo, manifestándose de una manera punzante y realmente dolorosa.

A veces, la lumbalgia puede aparecer con diferentes signos que consisten en hormigueo y anestesia o disminución de la sensibilidad en las extremidades inferiores, o también en las superiores. Esto está asociado con su punto de partida neurológico, aunque eso no facilita descubrir sus principales razones. De ahí surge la siguiente pregunta.

¿Qué causa la lumbalgia?

Este padecimiento tradicionalmente, debido a la deslocalización de esta situación, se consideraba que tenía un lugar de inicio desconocido (ignorando el dolor lumbar de inicio patológico asociado con problemas vertebrales, por ejemplo). Actualmente, nos damos cuenta de que está realmente asociado con algunos procesos que pueden estar relacionados con raíces nerviosas, grupos de músculos, ligamentos, estructuras fasciales, vértebras y discos intervertebrales, además de órganos abdominales.

Aunque el mecanismo preciso no está completamente establecido, nos damos cuenta de que existen algunas ya conocidas razones mecánicas capaces de generar dolor lumbar, como son: distenciones, esguinces, sobreesfuerzos y contracturas, entre otras. En algunos casos de mayor gravedad, el dolor lumbar puede provenir de una hernia o rotura de discos vertebrales, espondilolistesis, lesiones traumatices o diferentes problemas, además de una infección o una neoplasia.

Para complicarlo aún más, algunas afecciones viscerales (enfermedades gastrointestinales, renales o vasculares) pueden irradiarse dentro de la zona lumbar, haciendo aún más complicado darse cuenta de su lugar de origen. En general, esta zona puede ser dolorosa por numerosas razones. Encontrar la causa correcta es esencial para evitar que aparezca el lumbago.

¿Se puede tratar el dolor lumbar?

En términos generales, no es viable hablar de un remedio para el dolor lumbar, porque no es una enfermedad en sí misma. Dependiendo del lugar de inicio del dolor, si se encuentra, se puede buscar un remedio particular. Pero la lumbalgia es una situación multifactorial y es bastante complicado remediarla sin tener un diagnóstico claro.

A veces, los analgésicos ni siquiera pueden aliviar el dolor de manera segura, por esta misma razón. Sin embargo, para el conocido como dolor lumbar inespecífico es muy útil mantenerse alejado de un estilo de vida sedentario, prescribiendo un relajante muscular o medicamentos antiinflamatorios. También es aconsejable un buen entrenamiento postural. Esto no es capaz de evitar la lumbalgia, sin embargo, se ha demostrado que es muy útil para mitigar sus síntomas.

¿Qué recomiendan los especialistas para el lumbago?

Los expertos en salud advierten que, aunque el ejercicio puede provocar dolor lumbar, el estilo de vida sedentario también puede hacerlo. Un ejercicio mal hecho o un esfuerzo excesivo pueden provocar dolor lumbar. Una forma de vida sedentaria y las malas posturas, también lo provocan. Por este motivo, se suele recomendar una actividad física diaria regular, leve o intensa, pero con supervisión o formación.

Otras investigaciones han demostrado que la ejecución de ejercicios corporales, que amplían los grupos musculares de forma compensada, pueden servir para aliviar los efectos del lumbago. Además, y como medida complementaria, suele recomendarse un tratamiento con la aplicación de frío y / o calor para aliviar el dolor.

En cualquier caso, y debido a que su lugar de inicio puede ser muy incierto, en el caso de que el dolor persista, es recomendable acudir a un especialista en esa dolencia para intentar descubrir el motivo. Además, en cuanto a la alimentación, es recomendable ingerir alimentos que ayudan a controlar la inflamación y los dolores causados por enfermedades reumáticas, como la artritis.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: