Accidentes Infantiles en el Hogar y sus Causas

Accidentes infantiles más frecuentes en el hogar

Accidentes infantiles en el hogar

La infancia es el periodo de la vida en el que el ser humano está más predispuesto a sufrir accidentes. Son tantos y tan frecuentes los accidentes a que están expuestos los niños que conviene remarcar las medidas que deben tomar los padres en este sentido. Generalmente la causa de los accidentes infantiles en el hogar no es la falta de conocimiento de los peligros, sino el olvido de los mismos por los adultos, lo que lleva al niño a ser víctima de percances, a veces graves.

Convertir el entorno del niño en el medio idóneo para su desarrollo, lo suficientemente seguro para dejar al pequeño moverse, jugar y aprender con entera libertad, sintiéndose progresivamente autónomo’ y estar preparados para reaccionar pronta y adecuadamente ante cualquier contingencia, conociendo los primeros auxilios y los tratamientos más indicados, son obligaciones de todos los padres. A continuación traducimos la experiencia médica y educativa en consejos prácticos para lograr ambos objetivos.

Principales causas de accidentes infantiles en el hogar

Son muchos y variados los motivos que determinan la frecuencia y la gravedad de los accidentes en la infancia. Entre ellos cabe destacar:

El desconocimiento del peligro

El niño tiene, de forma innata, un instinto de conservación muy desarrollado. Es capaz de responder a estímulos como la oscuridad, el fuego, las caras desconocidas, etc. Pero existen situaciones y objetos que el niño desconoce, siendo incapaz de reaccionar de forma defensiva frente a ellos hasta que ha adquirido experiencia. Tal es el caso de los enchufes, los encendedores, los medicamentos, etc.

Curiosidad

La infancia es una etapa de descubrimientos. La curiosidad y el interés por el ambiente son enormes en los primeros años de vida. Todo aquello que pueda resultar misterioso o fuera de lo normal es lo mas atrayente para la atención del niño, y muchas veces resulta que estos misterios constituyen un peligro para su integridad física.

Poca amplitud en la atención

Cuando el niño se siente atraído por algún objeto, se lanza en su busca sin tener en cuenta el resto de objetos que le rodean.
Si el centro de atención es un osito de peluche que se encuentra en un rincón de la habitación, Ira directamente hacia allí sin darse cuenta de que entre el y el osito hay un cochecito en el suelo, una silla o cualquier otra cosa con la que podría tropezar o resbalar.

Falta de coordinación en los movimientos

La coordinación muscular del niño, especialmente en los dos primeros años de vida, no está totalmente desarrollada. No tiene los reflejos y la rapidez del adulto para responder adecuadamente a un tropezón o a un desequilibrio momentáneo.

Tipos de accidentes infantiles

Traumatismos

Se incluyen en este apartado: heridas, fracturas, luxaciones, contusiones, hematomas (chichones o moretones) y todas aquellas consecuencias de golpes o caídas que son frecuentes, y prácticamente inevitables, en la infancia.

La afición de los niños a correr y a practicar deportes de competición tiene sus riesgos, pero es tan necesaria para su correcto desarrollo como una buena alimentación.

Los golpes son tan frecuentes como poco importantes en la mayoría de los casos. Solo si son fuertes y en la cabeza requieren en concurso del medico.

Hay que saber distinguir cuando la situación es realmente grave y cuando no. Entre los síntomas de alarma que nos pondrán alerta sobre una situación
realmente grave, podemos destacar:

  • Que el niño llore con una intensidad mayor a la habitual.
  • Si deja de jugar normalmente (correr, saltar, etcétera).
  • Que mantenga inmovilizada una parte del cuerpo (por ejemplo, un brazo) y que al menor intento de movilización comience a llorar o a quejarse.
  • Aparición de vómitos, cefaleas/dolor de cabeza) y mareos después golpe sobre la cabeza.
  • Aparición, en un miembro, de una deformidad que no existía antes del golpe.

Intoxicaciones

Las intoxicaciones más frecuentes en los niños son debidas a la ingesta de productos de limpieza y medicamentos.

Entre los factores causares podemos citar la curiosidad (colores atractivos para el niño de los envases y medicamentos), el sabor agradable de algunos medicamentos, que pueden,ser confundidos con refrescos o caramelos, y el fácil acceso a cualquiera de estas sustancias. Otras intoxicaciones menos frecuentes se deben a pinturas y barnices, o alimentos tomados del campo (setas, moras…)

Accidentes infantiles en el hogar
Principales causas de las intoxicaciones infantiles.

La mayor parte de las intoxicaciones infantiles son provocadas por medicamentos o productos de limpieza. Almacenarlos fuera del alcance de los niños es una medida de la mayor importancia para evitar en lo posible los accidentes infantiles en el hogar. De todas formas, conviene tener presentes las normas de primeros auxilios que se especifican en el cuadro superior. Aunque menos frecuentes, también se producen intoxicaciones por productos químicos presentes en pinturas infantiles, pastas para modelar, juguetes de plástico coloreado, etcétera. si bien cada vez son menos los productos destinados a los niños que contienen sustancias nocivas, resulta aconsejable verificar este punto antes de efectuar una compra.

Quemaduras

También son muy frecuentes en la infancia. Las quemaduras producidas por llamas son las mas peligrosas, ya que las lesiones pueden ser profundas
y de gran extensión. la llama se produce, en general, por la combustión de tejidos inflamables de las ropas de los niños. Los agentes causales suelen ser:
cerillas (fósforos), encendedores, estufas de gas o leña y estufas eléctricas con las resistencias descubiertas.

Otra quemadura frecuente es la producida por líquidos calientes (agua del baño, aceite hirviendo, alimentos calientes, etc.). No solo el fuego y las fuentes de calor producen quemaduras. Son muy frecuentes las causadas por baños a temperatura excesiva.

Las quemaduras por contacto con superficies calientes (planchas, puerta del horno de la cocina, etc.) son también comunes.

Por ultimo, las quemaduras por electricidad se observan con cierta frecuencia, por la afición de los niños a introducir objetos en los enchufes.

Cuerpos extraños en las vías respiratorias

Existe una tendencia natural en la infancia a llevarse los objetos a la boca. Si el objeto es pequeño puede ser deglutido por reflejo, pasando al tubo digestivo; esta circunstancia es la que se da con mayor frecuencia. Sin embargo, la introducción de objetos en la boca coincidiendo con la risa o el llanto presenta el peligro de que el cuerpo extraño pase a las vías respiratorias.

En ese caso, el objeto puede ser devuelto a la boca por el reflejo de la tos o quedar retenido en el árbol respiratorio, pudiendo provocar un grave cuadro de asfixia o una infección pulmonar.

Si el objeto ha sido introducido en las fosas nasales, muchas veces no da ningún síntoma hasta que aparece la infección de las mucosidades. la presencia de moco infectado que se elimina por una sola de las ventanas nasales hace sospechar siempre la existencia de un cuerpo extraño dentro de la misma, lo que requerirá la intervención del medico.

Cuando el objeto pasa al tubo digestivo no hay por que preocuparse (salvo que sea un objeto punzante o cortante), pues saldrá espontáneamente con las heces, algunos días después. hay que vigilar las deposiciones del niño para asegurarse de que el objeto ha salido.

2 comentarios sobre «Accidentes Infantiles en el Hogar y sus Causas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: